Así debe ser la Agencia Estatal de Salud Pública: independiente, volcada con la investigación y con recursos

¿Sabías que creando diseños con CANVA puedes tener un negocio altamente rentable?

Que tenga “un compromiso real con la investigación y la formación”, coordinación con las administraciones autonómicas, garantizar la independencia y afrontar el reto de invertir en recursos materiales y humanos. Así debe ser la futura Agencia Estatal de Salud Pública (AESAP), según la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS). Son alguna de la veintena de aportaciones que la entidad ha hecho llegar al Ministerio de Sanidad y a los diferentes grupos parlamentarios tras el anuncio de la aprobación del proyecto de ley por el que se crea la AESAP.

La semana pasada, la ministra de Sanidad, Mónica García, mostraba su confianza en llegar a “un texto mejorado y compartido” del proyecto de ley de la Agencia Estatal de Salud Pública, después de que el Grupo Parlamentario Vasco (EAJ-PNV) y Junts presentaran dos enmiendas a la totalidad con devolución al texto. Partidos con los que existe un “diálogo abierto”, precisan este lunes fuentes del ministerio a El Periódico de España, del Grupo Prensa Ibérica, en torno al que existe “optimismo”.

El objetivo, para los expertos en salud pública, es que el organismo pueda “desarrollarse con total integridad”. Desde SESPAS celebran la tramitación de este proyecto de ley, “ya que implica avances importantes en una de las reivindicaciones más relevantes de las instituciones que trabajan en salud pública“. También valoran “de forma positiva” que la forma jurídica prevista sea la de Agencia Estatal, con personalidad jurídica, patrimonio y tesorería propios, así como su autonomía de gestión, tal y como se proponía en el informe elaborado por esta sociedad en el trámite de consulta pública de esta ley.

La investigación

Sin embargo, matiza la sociedad científica, el texto del proyecto de ley “deja muchos aspectos sin definir en un futuro Estatuto de la AESAP”. Aunque la ley tiene por misión establecer el marco para su posterior desarrollo legislativo, desde SESPAS consideran que “existen algunos aspectos que merecerían ser recogidos en el futuro texto legal, dada su relevancia“.

SESPAS piensa que en el texto “es necesario un compromiso más claro y preciso con la función de investigación, que debería tener un papel destacado”

Así, la sociedad piensa que “es necesario un compromiso más claro y preciso con la función de investigación, que debería tener un papel destacado, en relación con la vigilancia de salud pública y la evaluación de políticas e intervenciones”. Asimismo, señalan que “falta una mayor mención a la formación, pues, como agencia de inteligencia, generadora del conocimiento, el papel de la AESAP en formación tiene que ser clave”.

Personal envejecido

En esta misma línea, la creación del organismo, continúan, “afronta varios retos relativos a los profesionales que trabajarán en la Agencia que “deberá ser capaz de atraer a profesionales con alta capacidades científico-técnicas tanto para el personal directivo como en funciones técnicas”. Así, uno de los retos principales que deberá abordar la AESAP es la “carencia financiera de las estructuras y personal de salud pública en España, con una escasa inversión y personal envejecido“.

SESPAS expresa otra inquietud: la nueva ley debería asegurar que “la AESAP sea el centro real de la salud pública en España y que, independientemente del color político, asegure el trabajo científico y la solvencia técnica de sus miembros sin menoscabo de que la autoridad sanitaria decida si aceptar sus propuestas o impulsar sus iniciativas“.

Coordinación con las comunidades

La sociedad científica incide en que hay tres elementos fundamentales que deberían están definidos en la ley y no lo están: “La forma en la que se elige la dirección de la agencia, los organismos de control y participación social y las vías de rendición de cuentas y transparencia“.

Otro punto que SESPAS considera de gran importancia y que “no está definido” es “el procedimiento por el que se desarrollará la coordinación entre la AESAP y las administraciones sanitarias de las comunidades autónomas. “No se define bien su relación con la estructura de salud pública autonómica y tampoco con el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS)”, apuntan.

La sede el organismo

Cuestionadas en torno a otra de las incógnitas, la futura ubicación del organismo, fuentes del Ministerio de Sanidad indican a este diario que no es competencia de este departamento. En enero, que se ha abierto el procedimiento para la designación de la sede de la Agencia, por la que pugnan varias comunidades autónomas, que depende del Ministerio de Ordenación Territorial. El pasado enero, la ministra Mónica García anunciaba que se había abierto el procedimiento para la designación de la sede, por la que pugnan varias comunidades autónomas.

Este mismo lunes, se ha sabido que la alcaldesa de Granada, Marifrán Carazo, ha puesto en conocimiento de la ministra de Sanidad el acuerdo plenario adoptado, tras declaración institucional aprobada por unanimidad de todos los grupos del Ayuntamiento, en apoyo de la candidatura de Granada para convertirse en la sede del futuro organismo.

Uno de los expertos que más han batallado para la creación de la AESAP, Joan Carles March, especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública y profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública, siempre ha defendido que la ciudad andaluza cuenta con una red de hospitales, grupos de investigación e instituciones académicas que la convierten en una buena opción para acoger el nuevo organismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *