Alcaraz, tras los registros del ‘Big Three’

El murciano Carlos Alcaraz se marchó de Nueva York a solo un paso del título. Eliminado en semifinales, se quedó sin opción de cerrar el círculo y poner el broche a un año en el que su carrera no ha hecho más que crecer.

Hace exctamente un año, Carlitos Alcaraz sumó su primer título de Grand Slam en estas pistas de Flushing Meadows que en este 2023 le han negado la gloria. Una corona que venía acompañada del número 1, el más joven de la historia. Un año después, se marcha de tierras estadounidenses sin el título y sin el número uno, que ha vuelto a manos de Novak Djokovic, pero fortalecido, más maduro y con más aprendizaje en su mochila.

Sus números hablan por él y sus registros hacen soñar con un futuro prometedor si se comparan con los de los componentes del ‘Big Three’, Roger Federer, Rafa Nadal y el propio Djokovic.

Con solo 19 años, Carlitos firmó su primer Grand Slam. Fue en Nueva York, a donde llegó sin hacer ruido, sin ser favorito, y superó en la final al noruego Casper Ruud para entrar en el Olimpo de los grandes tenistas.

Antes de los 20, y apenas nueves meses después de esa gesta, Alcaraz agrandaba su leyenda sumando un nuevo grande en sus vitrinas. Esta vez con épica, ganando a Novak Djokovic en la final de Wimbledon.

Dos años y dos Grand Slam. Los mismo que Nadal en sus inicios. El balear, que debutó como profesional en 2003, conquistó en 2005 su primer Roland Garros, un año después, con los 20 recién cumplidos, sumó el segundo en la arcilla de París.

Roger, a la cabeza

Unos registros que solo supera Roger Federer entre los integrantes del ‘Big Three’. El suizo no conquistó su primer grande hastas los 23 años, y como no podía ser de otra manera lo hizo en su torneo fetiche, Wimbledon. Lento pero seguro, en el año siguiente sumó tres nuevas coronas: el Open de Australia, un nuevo Wimbledon y el US Open.

El que cuenta con peor registro de los tres en sus inicios es Novak Djokovic. El serbio ganó su primer ‘major’ en 2008, con una victoria ante Tsonga en la final del Abierto de Australia, un torneo que ha ganado en nueve ocasiones más durante su carrera. En el año siguiente, su cuenta de grandes se cerró sin títulos, igual que en el siguiente. De hecho, no volvió a ganar ninguno hasta 2011, donde se apuntó tres: Australia, Wimbledon y el US Open. 

El resto es historia viva del tenis y un buen espejo donde puede mirarse un Alcara que, a sus 20 años, tiene aún mucho recorrido para alcanzarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *